Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Un saludo a mis lectores, seguidores de este blog, visitantes permanentes u ocasionales.

Retomando la actividad de actualizar este espacio, algo abandono este par de meses, quería compartir con ustedes esta receta de salsa para pastas, con sabor casero. Ha sido una versión que he ido mejorando con el transcurrir del tiempo, cambiando indicaciones que me ha dado mi querida madre e inventando con nuevos sabores.

Es interesante tomar en cuenta, que muchas veces las recetas se hacen bastante pesadas de realizar en un sólo día debido a la cantidad de actividades que se deben hacer en el hogar a la par de las profesionales, por lo que, es oportuno analizar si es mejor realizarlas separadas por día. En este caso, yo realicé el corte de todos los vegetales un día, y al siguiente, procedí a realizar la salsa por completo. Esto se debe también a que una buena salsa se logra cuando se deja en cocción unas 2 o 3 horas, con la finalidad de que todos los ingredientes ofrezcan lo mejor de cada uno y sobretodo para que el tomate pierda su acidez.

Las salsas bien cocinadas se pueden almacenar en nevera hasta por mas de una semana, y congeladas un par de meses. Realmente congeladas debe tener una duración mayor a la mencionada, sin embargo, como no he hecho la prueba no puedo asegurar el tiempo que realmente es óptima para su consumo.

Así que es una excelente opción realizar una buena cantidad de las salsas y reservarlas para futuras comidas, como pueden ser unos canelones rellenos o un pasticho (lasaña / lasagna).

Los ingredientes para esta receta son:

Unos 300 gramos de carne molida, puede ser totalmente de res o mezclada a partes iguales con cerdo (cochino)

1 unidad de cada uno de los siguientes vegetales: zanahoria, pimenton, cebolla, ají dulce, cebollin (cebolla de verdeo)

1 Lata grande de tomates pelados enteros y 1 Botella de Passata de tomate (tomate precocinado)

Sal, pimienta al gusto, aceite vegetal, mezcla de hierbas: laurel, albahaca, etc.

Vegetales empleados en esta receta de salsa para pastas

Vegetales empleados en esta receta de salsa para pastas

Carne molida totalmente de res

Carne molida totalmente de res

Botella de Passata y Lata grande de Tomates pelados

Botella de Passata y Lata grande de Tomates pelados

Las marcas empleadas en esta receta, digamos que no son obligatorias en el desarrollo de la misma, ni mucho menos son patrocinantes de este blog (no por ahora), así que les dejo a libre elección la escogencia de las mismas.

Iniciamos entonces con las indicaciones para la realización de la salsa.

Los vegetales los pico (divido) a la mitad. Tomo dichas mitades y las corto en trozos bien pequeños, corte conocido como brunoise. Las otras mitades las reservo enteras, ya que, posteriormente las emplearemos en el licuado de los tomates pelados usados en esta salsa.

Detalle de vegetales cortados Brunoise y enteros para licuado

Detalle de vegetales cortados tipo Brunoise y enteros para licuado

Vegetales cortados bien pequeños

Vegetales cortados bien pequeños

Esto que observamos, conocido como sofrito, tiene muchisimas variaciones y usted podrá eliminar o agregar productos según su gusto o intolerancias. Esta mezcla de vegetales es la base fundamental de muchas salsas, sopas y cremas.

Procedemos entonces a colocar en una olla, aceite vegetal y ésta mezcla preparada. Se le agrega sal y pimienta, esto garantizará que cada ingrediente aporte la mayor expresión de sus sabores. Se mantiene a fuego medio, revolviendo continuamente.

Sofrito, ejecución de receta

Sofrito, ejecución de receta

Mientras esto se cocina, se procede a licuar la lata de tomate pelado y se le agregará cada una de las mitades de los vegetales que habiamos dejado aparte. Esto es una de las variaciones realizadas a la receta tradicional, ya que, consideré que se le puede dar un valor agregado al tomate que el solamente dado por el sofrito.

En la licuadora, lata de tomate pelado y vegetales

En la licuadora, lata de tomate pelado y vegetales

En la licuadora, todo mezclado.

En la licuadora, todo mezclado. Observen el color 🙂

Han transcurrido unos pocos minutos, el sofrito está rebozado en el aceite y se sienten los olores. Se procede a ingresar la carne molida a la mezcla. Se revuelve constantemente y hay que estar pendientes para separar bien la carne con la finalidad de evitar grumos.

Carne molida colocada en la olla junto al sofrito

Carne molida colocada en la olla junto al sofrito

Cocción de la carne molida

Cocción de la carne molida

Una vez que la carne esté completamente cocinada, se procede a agregar el tomate licuado y la botella de Passata. Esto puede cambiarse a su gusto. Puede ser solo con tomate pelado o solo con Passata. Yo he probado con todas las opciones y realmente quedan muy buena con cualquiera. Es cuestión de gusto.

Tomate Pelado licuado y Passata unido con el sofrito y la carne molida

Tomate pelado licuado y Passata, unido con el sofrito y la carne molida

Hay que aprovechar al máximo todos los ingredientes. Miren la imagen a continuación, yo le coloco un adicional de agua a la botella de Passata, bato a mano y limpio la botella. Esa agua de tomate también se la agrego a la salsa. Recuerden que la salsa estará un par de horas en cocción y no queremos que quede como crema, sino más bien líquida, por lo que es necesario agregar un poco de agua al inicio.

Botella de Passata "limpia"

Botella de Passata “limpia”

Agregamos al tomate en la olla la mezcla de hierbas tipo laurel, albahaca, romero que le dará un gusto bastante especial. No le agreguen a este punto sal, es importante esperar casi al final de la cocción para evitar cualquier toque de acidez del tomate.

Salsa15

Agregado de hierbas: laurel, albahaca, romero

Se deja a fuego medio – alto hasta que se logre el hervor de la mezcla. Cuando empiecen las primeras burbujas de la ebullición se procede entonces a cambiar a fuego bajo, con la tapa a medio colocar.

Hervor de la mezcla

Hervor de la mezcla

Tapa a medio colocar, abierto muy poco y fuego lento

Tapa a medio colocar, abierto muy poco y fuego bajo

La salsa se dejará allí en cocción como ya les he mencionado, entre unas 2 y 3 horas. Depende del sabor, que tan espeso lo desean, la acidez del tomate. Se debe revolver de vez en cuando para garantizar la mezcla de sabores y el mismo nivel de temperatura. Al final se sazona con sal al gusto.

Salsa para pastas, finalizada

Salsa para pastas, finalizada

Fijense cómo ha cambiado el color de la misma. Es un tono mas fuerte, mas compacto. Está más espesa y tiene un sabor sin igual. Ya está lista para ser usada en pastas. Si desea almacenarla, refrigerarla o congelarla, debe esperar que la misma se enfríe y baje su temperatura para evitar cualquier choque térmico que la descomponga.

Salsa & Linguini

Salsa & Linguini

Buen provecho!!!

Tienes alguna sugerencia que desees compartir? Bienvenidos tus comentarios.

@srattazzi

Anuncios