Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Hace un par de días les comentaba en el post de Salsa para Pastas (https://srattazzi.wordpress.com/2013/03/30/salsa-para-pastas-la-mia-ricetta/) que hay recetas que podemos (o debemos) hacer por partes y que existen ingredientes que vamos a tener preparados y conservados para emplear cuando los necesitemos. Esta receta es un ejemplo de ello, ya que, a mi particularmente me parece muy agotador realizar este trabajo todo junto en un solo día y adicionalmente sentarse a comerlo. Es algo similar al proceso de elaboración de las hallacas (plato típico venezolano) que no solo se deben realizar entre varias personas, sino también, tomarse el tiempo adecuado.

Antes de iniciar con el desarrollo de esta receta, quisiera comentarles que Pasticho o Lasaña es básicamente lo mismo. La Lasaña (lasagna) se le llama así en Italia al plato que aquí en Venezuela se le conoce como Pasticho. Este link muestra una breve explicación sobre este punto –> http://es.wikipedia.org/wiki/Lasaña. Claro está, lasaña puede ser cualquier tipo de pasta, no solo en láminas, que se colocan en un recipiente con salsa tipo boloñesa (en la mayoría de los casos) junto a salsa bechamel más queso mozzarella y/o parmesano.

Una vez aclarado este punto, que siempre se presta a confusión, vamos a mencionar en primer lugar, los ingredientes que necesitaremos para elaborar este Pasticho:

Ingredientes empleados en la elaboración del Pasticho

Ingredientes empleados en la elaboración del Pasticho

Como pueden observar vamos a necesitar una buena cantidad de Salsa para Pastas tipo boloñesa que hemos realizado previamente, les recuerdo que pueden ver la receta en el post https://srattazzi.wordpress.com/2013/03/30/salsa-para-pastas-la-mia-ricetta/. También vamos a necesitar queso mozzarella y queso parmesano (yo siempre he usado los dos, sobretodo el parmesano para el gratinado de la última capa). Pasta en láminas especial para ser usada en la elaboración de pastichos. Salsa bechamel realizada aproximadamente con taza y media de leche.

Una vez que tengamos los ingredientes listos y a la mano podemos comenzar con la elaboración del pasticho. Yo siempre trato de buscar la practicidad y la reducción de actividades en las recetas, sin que esto modifique los sabores y el resultado de la misma. En este caso, procedo a unir la salsa para pasta con la salsa bechamel, que emplearemos posteriormente entre cada lámina (piso o nivel). Esto quedaría similar a esto:

Unión de la salsa boloñesa con la bechamel

Unión de la salsa boloñesa con la bechamel

Como ya les he mencionado en otros post, ustedes pueden emplear las marcas de los ingredientes que sean de su preferencia. En el caso de las láminas existen muchisimos tipos y variedades, cómo también hay quien amasa y prepara su propia pasta. Podemos encontrar láminas de semola, de espinaca, para colocar directo al horno o aquellas que requieren precocinar previamente al armado del pasticho. Otra opción maravillosa es sustituir la pasta por vegetales, como es el caso del pasticho de berenjenas, del cual les prometo que conversaremos en otro post.

Para este caso yo escogí una pasta que a simple vista ofrecía la facilidad de colocar directo al horno sin requerir precocinar. Inclusive me llamó la atención que las laminas venían onduladas. Una vez que ya estaba por preparar el pasticho, me puse a leer con detenimiento toda la información del empaque. El fabricante explicaba que habían decidido realizar las láminas onduladas porque consideraban que así los sabores y el jugo de la salsa se apreciarían de mejor manera.

Pero por otro lado, hacían el alerta que para mejores resultados recomendaban que se pasaran las láminas por agua caliente, es decir, no eran de la familia de las maravillosas para ser usadas directo al horno. Para evitar que tuviera algun inconveniente, tomé un recipiente, le coloqué agua caliente y pasé las láminas que iba a usar un par de minutos para luego ser empleadas en el pasticho. Fue algo como esto:

Laminas de pasta remojadas en agua caliente

Laminas de pasta remojadas en agua caliente

Las pastas que señalan en su empaque “para ser usadas directamente al horno” de verdad funcionan perfectamente para los pastichos (inclusive venden pastas para preparar canelones rellenos), yo solamente tomo la precaución de colocar un poco mas de salsa y garantizar temperatura adecuada en el horno con la finalidad de que la pasta se cocine adecuadamente mientras se encuentra dentro de él.

Procedemos entonces a armar el pasticho, que no es mas que un ciclo repetitivo de la mezcla de las salsas, laminas de pasta, mezcla de las salsas, colocación de quesos y así sucesivamente hasta completar la cantidad de niveles que deseamos tenga el pasticho.

Salsa en el fondo del recipiente para iniciar el armado del pasticho

Salsa en el fondo del recipiente para iniciar el armado del pasticho

Colocamos al fondo del recipiente un poco de salsa e iniciamos el proceso, a continuación pueden observar lo que vendría siendo el primer nivel de armado: salsa, pasta, salsa y quesos:

Primer nivel del Pasticho

Primer nivel del Pasticho

Continuamos con las repeticiones del procedimiento y vamos viendo como nuestro pasticho va tomando forma:

Pasticho de dos capas o niveles

Pasticho de dos capas o niveles

Pasticho de tres capas o niveles

Pasticho de tres capas o niveles

En la última capa es donde debemos ser mas generosos con la cantidad de salsa y sobretodo con el queso, que nos va a servir de gratinado al pasticho, característico del parmesano.

Pasticho ya armado para ir directo al horno

Pasticho ya armado para ir directo al horno

Precalentamos el horno y lo mantenemos entre 180°C y 220°C e introducimos nuestro envase con el pasticho ya armado por un lapso aproximado de media hora, sin embargo, usted puede chequear la cocción tantas veces como lo desee. Algunos recomiendan que se puede tapar con papel aluminio.

Etapas del pasticho en el horno para su cocción

Etapas del pasticho en el horno para su cocción

Esta vez cuando aun faltaban unos minutos para finalizar la cocción del pasticho, tomé un tenedor y realicé una mezcla de la capa superior, haciendo que ambos quesos, parmesano y mozzarella, se unieran junto con la salsa, dando como resultados un sabor súper especial.

Por supuesto, no olviden que la salsa para pasta que nos sobró (que no mezclamos con la bechamel) la podemos conservar para otra ocasión y receta, en envases individuales y congelada para mayor duración:

Salsa para pastas, envasadas para conservar

Salsa para pastas, envasadas para conservar

El pasticho puede variar según los gustos. He visto versiones donde entre capa y capa de pasta agregan rebanadas de jamon cocido de pierna. También lo han hecho con pollo cortado finamente (desmechado o desfilado) y pescado (camarones). Cualquier opción es válida. Pongan a volar su imaginación.

Qué te parecio la receta de este pasticho?

Alguna recomendación adicional que quieras compartir?

@srattazzi

Anuncios